Idioma:

  • Español
  • English
  • Deutsch
  • Français
  • русский

II Premio Investigación Oleícola Luis Vañó

Castillo de Canena entrega los Premios Investigación Oleícola Luis Vañó a un estudio sobre aceites de oliva enriquecidos con antioxidantes procedentes de algas

La nueva convocatoria de 2015 contará con la participación de la Universidad Californiana UC Davis, que se suma a la colaboración de la Universidad de Jaén

Además de un primer premio con una dotación de 6.000 euros se entrega un accésit de 1.500 euros por el estudio de un nuevo sistema de pulverización de fitosanitarios

La empresa Castillo de Canena entrega hoy en la casa familiar del mismo nombre los Premios de Investigación Oleícola Luis Vañó. La investigación premiada en esta segunda convocatoria consiste en un estudio sobre aceites de oliva vírgenes enriquecidos con nuevos antioxidantes procedentes de una microalga.

la foto (2)

Luis Vañó dando la bienvenida

La nueva convocatoria del premio en 2015, ya que tiene periodicidad bianual, contará además de con la colaboración de la Universidad de Jaén, con el apoyo de la Universidad Californiana UC Davis, una de los grandes referentes en investigación agrícola del mundo. Gracias a este nuevo acuerdo, el Premio tendrá una perspectiva internacional, ya que se difundirán sus bases tanto en Estados Unidos, como en España y otros países.

“Queríamos darle al premio una perspectiva más global, es consonancia con la filosofía de nuestra empresa, que desde siempre ha tenido una fuerte vocación internacional. La colaboración con UC Davis nos parecía la  decisión más acertada, ya que se trata de una de las Universidades más prestigiosas del mundo en la investigación del olivar y de la industria oleícola y que mantiene estrechos lazos de colaboración con la Universidad de Jaén”, explica Francisco Vañó, gerente de Castillo de Canena.

la foto (8)

Entrega del premio a los profesores Ruperto Bermejo, Francisco Gabriel Acién Fernandez y José María Fernández

El estudio premiado en la actual edición permite albergar esperanzas de que enriqueciendo los aceites de oliva con luteína, los vírgenes extra podrían llegar a ser más eficaces en la prevención de enfermedades degenerativas relativas a la visión. Los investigadores obtienen la luteína del cultivo de las microalgas “Scenedesmus Almeriensis” que generan naturalmente este caroteno que se encuentra también presente, aunque en cantidades mínimas, en los Aceites de Oliva Vírgenes Extra.

La investigación llevada a cabo por los profesores Ruperto Bermejo, Francisco Gabriel Acién Fernandez y José María Fernández, ha sido premiada con una dotación de 6.000 euros, una placa conmemorativa y la publicación del trabajo.

El Premio Castillo de Canena de Investigación Oleícola “Luis Vañó” también ha contado con un accésit que ha sido otorgado al trabajo “Pulverización asistido por aire de alta eficiencia para la aplicación de productos fitosanitarios”. Se trata de una nueva máquina que actúa como un brazo pantógrafo y aplica los productos fitosanitarios foliares nebulizados de una manera mucho más racional y precisa, evitando la deriva del producto, ahorrando costes de aplicación y respetando el Medio Ambiente cuidadosamente. Este trabajo ha sido llevado a cabo por los profesores Elias López, Juan Antonio Almazán y Francisco Alberto Diaz. El accésit está dotado con 1.500 euros, placa conmemorativa y la publicación del trabajo, que también será llevada a cabo por la empresa Castillo de Canena.

la foto (7)

Entrega del accésit a los profesores Elias López, Juan Antonio Almazán y Francisco Alberto Diaz

“Con la II Convocatoria de estos Premios a la Investigación, como jienenses que somos, queremos reafirmar públicamente nuestro firme compromiso corporativo con la Sociedad y con el sector de la olivicultura y de los aceites de oliva vírgenes extra. En estos momentos de especiales dificultades económicas, es cuando las empresas deben apostar y apoyar con mayor decisión, la investigación, la innovación y la correcta gestión del conocimiento, como herramientas válidas y efectivas para superar las dificultades y la crisis a la que nos enfrentamos desde hace años”, explica Luis Vañó, Presidente de Castillo de Canena y padre de la familia.

Castillo de Canena tiene una tradición olivarera que arranca en 1780, la familia controla personalmente todo los pasos del proceso de elaboración del aceite, desde el campo hasta la molturación, el envasado y la comercialización nacional e internacional. Actualmente exportan a 42 países.

El fallo del Jurado reunido bajo la Presidencia del Sr. Rector Magnífico, D. Manuel Parras Rosa y compuesto por personalidades muy reconocidas en el campo de la olivicultura y de los AOVEs, como Dª Anunciación Carpio Dueñas, Dª Mariela Chova Martínez, D. José Juan Gaforio Martínez, D. Carlos Parra López y D. Joan Tous Martí, se hizo público el pasado 10 de diciembre.

La empresa acaba de ser valorada con la máxima puntuación (98 sobre 98 puntos) en la Guía Flos Olei 2014, una guía publicada anualmente por el italiano Marco Oreggia que hace un ranking de los mejores aceites del mundo y ha señalado al Royal Temprano de Castillo de Canena como el Mejor Monovarietal Frutado Ligero del Mundo. La empresa también fue galardonada hace dos meses con el Premio Alimentos de España como la mejor empresa agroalimentaria del país en términos de Internacionalización.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>