Idioma:

  • Español
  • English
  • Deutsch
  • Français
  • русский
  • [中文]
  • [日本語]

Castillo de Canena presenta su primer aceite “Biodinámico”, con certificación oficial internacional

Es el Cuarto de su exclusiva colección “Aceites del siglo XXI” y acaba de ganar una medalla de Oro del concurso internacional Ecotrama

  • El modelo “Biodinámico” supone volver a las raíces de la actividad rural, a la arqueo-agricultura, enriqueciendo el concepto de agricultura ecológica
  • Es un aceite extra virgen picual fresco, vivo y expresivo, que destaca por sus notas vegetales a hierbas y hortalizas
  • Con una producción limitada de 20.000 unidades, estará presente en el Reino Unido, Alemania, EE.UU., Canadá, Corea del Sur y Japón, entre otros
  • Se presenta en botella de 500 ml, en color tierra y textura de arena –como regreso a los orígenes de la agricultura- y serigrafiada en blanco y verde con la constelación de estrellas y luna, representando las fuerzas cósmicas y las de la propia tierra

Reafirmándose en su compromiso con la elaboración de aceites de oliva extravírgenes de la más alta calidad y con la defensa del medio ambiente y del olivar, Castillo de Canena lanza su primer aceite de oliva extra virgen “Biodinámico”, certificado por la Asociación Española de Agricultura Biodinámica con el sello DEMETER.

Este nuevo aceite pertenece a su exclusiva colección “Aceites del Siglo XXI” y está elaborado a través de la integración y armonía completas con el ecosistema, con el hábitat natural y con el cosmos, enriqueciendo el concepto de agricultura ecológica. Un producto limitado que acaba de conseguir una medalla de Oro en la última edición del concurso internacional EcoTrama, que premia los mejores aceites de oliva extravírgenes ecológicos y biodinámicos de todo el mundo.

De lo Ecológico a lo Biodinámico

“La Biodinamicidad supone no solo la exclusión total de abonos de síntesis química o de pesticidas en nuestra explotación agraria, sino una transformación total del entorno en el que lo producimos. Retornamos a las raíces mismas de la actividad rural. Es lo que denominamos arqueo-agricultura”, ha explicado Francisco Vañó, director general de Castillo de Canena.

Así, desde la incorporación de ganado ovino a la explotación, la creación de los propios abonos a través del compostaje, el enriquecimiento de la cubierta vegetal a través de la instalación de panales de abejas, la lucha biológica, la utilización foliar de sílice (cuarzo molido) en vez de cobre y la aplicación de los distintos preparados biodinámicos, son algunos de los elementos que se añaden a los específicos de la agricultura ecológica y que Castillo de Canena ha incorporado.

De esta forma, según afirma Francisco Vañó, “el concepto de Biodinámico implica conseguir la armonización perfecta entre las distintas fuerzas que rigen la Naturaleza (estaciones, fenómenos atmosféricos, ciclos lunares, etc.), el hábitat y las labores del campo, que no deben alterar el entorno natural que se desarrolla alrededor de una explotación agrícola”.

En este sentido, como apoyo al concepto de cultivo Biodinámico, Castillo de Canena ha creado también un bosque de especies arbóreas autóctonas, como robles, encinas, fresnos, álamos negros y sabinas alrededor del olivar para enriquecer el concepto de bosque mediterráneo en el que se conjuga el “bosque humanizado” con el “bosque natural”.

Además, la compañía ha introducido ganado ovino que, junto al bosque de olivos, enriquece la cubierta vegetal natural, mejora la estructura del suelo, ayuda a fijar nutrientes de forma natural, disminuye la pérdida de humedad y la erosión, incrementa la materia orgánica en los suelos y actúa como fungicida e insecticida primario -al proporcionar un hábitat natural a los insectos depredadores de las plagas del olivar (mariposas, lombrices, escarabajos, mariquitas y pájaros)-.

“Una granja biodinámica debe ser autosuficiente. Es fundamental que todos los subproductos y residuos de la actividad agrícola se vuelvan a incorporar al suelo, convirtiéndose a su vez en generadores de vida”, ha concretado Francisco Vañó.

Castillo de Canena también fabrica sus propios abonos orgánicos y naturales, procedentes del alperujo, del humus de las ovejas y de las hojas provenientes de la limpieza de las aceitunas, consiguiendo un abono muy rico en potasio y en nitrógeno.

Un nuevo aceite extravirgen icónico

Con una producción limitada de 20.000 unidades, el nuevo Biodinámico estará presente en el Reino Unido, Alemania, EE.UU., Canadá, Corea del Sur y Japón, entre otros, y se convertirá en referencia exclusiva para los consumidores de productos de alta gama, concienciados con el cuidado y el máximo respeto al medio ambiente.

Para Rosa Vañó, directora Comercial y de Marketing de Castillo de Canena, “nuestro primer aceite extravirgen “Biodinámico” es un picual de alto valor añadido, que cumplirá los requerimientos de los consumidores más exigentes y que además posee un componente de I+D+I muy elevado”.

Además, la preocupación de Castillo de Canena por la agricultura sostenible también se materializa en el proyecto “La tierra para la tierra”, con la donación de 1 € (junto a la Fundación Xabi Cabot Selles) por cada botella comercializada del nuevo Biodonámico, para la construcción de reservas de agua y para el desarrollo agrícola de una de las zonas más pobres del mundo: el Lago Turkana (Etiopía y Kenia), a través de la Missionary Community of Saint Paul The Apostle.

“Como sucede con nuestro aceite Primer Día de Cosecha -con su característico color cereza- y con nuestro Arbequino al Humo de Roble -con su elegante color azul turquesa-, el Biodinámico destaca por el color tierra y la textura de arena de su botella, ligados al concepto de regreso a las raíces y a los orígenes de la actividad rural”, ha concretado Rosa Vañó. Su tamaño es de 500 ml, en forma de cilindro y está serigrafiada en blanco y verde, destacando su constelación de estrellas y luna, como unión del cielo y la tierra.

En su cata, las notas vegetales a hierbas y hortalizas predominan en este aceite fresco, vivo y expresivo. La hoja del olivo, lechuga y alcachofa aparecen en primer plano. Después, las frutas frescas, la tomatera y un toque dulzón a plátano verde y manzana madura. El amargo y el picante están bien integrados; y algo de astringencia nos recuerda a la alcachofa, el cardo o el caqui. Persistente en boca.

Aceites del Siglo XXI

Los Aceites del Siglo XXI representan una línea que busca seguir aportando novedades y conceptos diferentes a una categoría de productos con más de 3.000 años de historia. Representa así toda una experiencia sensorial para el paladar, que permite catar y recrearse en unos aceites innovadores que sorprenden por su originalidad, diferenciación y por seguir los más altos estándares de calidad.

Los Aceites del Siglo XXI siguen la estrategia de excelencia e innovación que Castillo de Canena inició con sus Reservas Familiares y ha continuado con su original Primer Día de Cosecha (interpretado en pasadas ediciones por la diseñadora Sara Navarro, el torero Enrique Ponce, el diseñador de joyas Joaquín Berao, la soprano Ainhoa Arteta, el pintor y escultor Manolo Valdés, el baloncestista Pau Gasol, el cantante Alejandro Sanz y el piloto de Fórmula 1 Fernando Alonso).

Tras Primero “Royal Temprano”, se presentó Segundo “La Cata Horizontal” (una misma varietal -arbequino- procedente de las aceitunas recolectadas a lo largo de tres meses consecutivos: octubre, noviembre y diciembre) y, por último, llegó Tercero “Arbequino al Humo de Roble”.

Castillo de Canena

Con una historia olivarera que arranca en 1780 y partiendo del cuidado de sus propios olivos de variedad picual, arbequina y royal, la familia Vañó controla personalmente todo el proceso de elaboración de sus aceites de oliva virgen extra hasta que llegan al punto de venta.

La compañía, que toma el nombre del castillo familiar que se alza en la loma del municipio de Canena (Jaén), tiene un respeto escrupuloso por el medio ambiente. Este compromiso con el desarrollo sostenible se materializa principalmente con plantas de energía fotovoltaica, una cubierta vegetal en toda la explotación que reduce la erosión del terreno y preserva la vegetación herbácea autóctona, y la utilización de los restos de poda en biomasa como combustible ecológico no contaminante.

En la actualidad, la empresa está presente en más de 40 países, como Reino Unido, Alemania, Rusia, EE.UU., Japón, China, Dubái, México y Perú, entre otros; en los que sus aceites extra vírgenes han sido reconocidos con los máximos galardones internacionales.

Castillo de Canena es miembro de la alianza EVA (Extra Virgin Alliance), primera asociación internacional de productores de AOVE, cuyo objetivo es promover y garantizar -mediante estrictos controles y un sello de calidad común- la excelencia en la obtención y conservación de Vírgenes Extra a lo largo de toda la cadena de distribución; así como la sostenibilidad y preservación del ecosistema del olivar. EVA agrupa actualmente a productores en los cinco continentes: http://www.extravirginalliance.org

La compañía también pertenece a la asociación Grandes Pagos del Olivar, que agrupa a los mejores productores españoles de aceite de oliva virgen extra, que optan por producciones muy limitadas de un aceite de altísima calidad elaborado bajo métodos que mezclan el carácter artesanal con la aplicación de las tecnologías más avanzadas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>